• Lo Nuevo

Más de 900 personas se capacitaron en Oralidad en el Proceso Civil y Notificación Electrónica

. Publicado en Lo Nuevo

Con la jornada realizada este miércoles 30 de mayo en Paraná, culminó la capacitación en “Oralidad en el Proceso Civil y Notificación Electrónica” que se concretó también en Nogoyá, Concepción del Uruguay, Gualeguay, Concordia y Gualeguaychú, y sumó un total de aproximadamente 900 inscriptos.

 

Este miércoles, la capacitación, que fue organizada por la Asociación de Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial de Entre Ríos y el Colegio de Abogados de Entre Ríos, se brindó en el Salón Auditorio de la Facultad Teresa de Ávila de la Universidad Católica Argentina, en Paraná, y su apertura estuvo a cargo del presidente del Superior Tribunal de Justicia (STJ), Dr. Emilio Castrillón.

Unos 300 inscriptos escucharon las disertaciones de las doctoras Ana Clara Pauletti (vocal de la Cámara Civil y Comercial de Gualeguaychú), Valentina Ramírez Amable (vocal de la Sala 3 de la Cámara de Apelaciones Civil y Comercial de Paraná) y Andrea Morales (jueza titular del Juzgado Número 8 de Paraná), que fueron presentadas por la Dra. Rosa Warlet.  Otras personas tuvieron la oportunidad de seguirlas vía web, a través del Forum Colegio de Abogados de Entre Ríos. Actuó como moderadora la Dra. María Gabriela López Arango.

Concluida la jornada, la Dra. Valentina Ramírez Amable opinó que “en general, la gente tiene buena receptividad. Todos tenemos temores  iniciales que deberemos afrontar pero se van a poder sobrellevar bien si continuamos con esta tarea de capacitación que tiene que ser permanente en este tiempo. Hoy termina un ciclo de charlas informativas de los proyectos de notificaciones y de oralidad pero ahora vendrá la parte más específica de empezar a trabajar todas estas conductas que hablábamos en la charla de procesos de trabajo. Los abogados deberán encarar su estudio de un modo diferente y los juzgados tendrán que trabajar también de modo distinto”.

Por su parte, la Dra. Andrea Morales sostuvo que la reducción de los tiempos de un juicio "es uno de los objetivos principales del proyecto que, unido a la notificación electrónica, va a permitir desarrollar procesos en un plazo razonable, que es una de las principales demanda de la sociedad y es una de las cuentas pendientes que tiene el Poder Judicial. Eso por supuesto va a requerir modificar las prácticas habituales propias de la escritura, de los procesos que son escritos. Eso va a requerir repensar las instituciones en función de oralidad y de inmediación del juez de obtener decisiones de mayor calidad en menor tiempo posible y por supuesto sustituir prácticas que están hoy en día arraigadas en el foro y en la forma de trabajo de los juzgados y de los profesionales por otras nuevas”.

“Implica nuevos desafíos, capacitación y una nueva forma de litigar que es totalmente diferente de la que estamos acostumbrados actualmente”, afirmó la jueza y, en cuanto a la aplicación, expresó: "Estamos dependiendo de que concluya el trámite administrativo que se inició en el Ministerio de Justicia de la Nación porque en definitiva es el que aporta el financiamiento para adquirir los equipos de videograbación”.

Al respecto, acotó que “el Poder Judicial se compromete a realizar el trabajo, a efectuar las capacitaciones -que se hará la semana que viene con el Ministerio de Justicia- y aporta también todo lo que es equipamiento de salones de audiencias, además de los recursos humanos. Esto depende del trámite que comprende la firma de una carta compromiso que ya firmó el año pasado la entonces presidente del STJ con el ministro Garavano, luego se trabajó en el proyecto y se inició el trámite administrativo que va a concluir con la firma del acta complementaria que abarca la puesta en marcha del proyecto y la asignación de los fondos para que se pueda realizar la licitación de los equipos. Estimamos que en el segundo semestre de este año podremos estar implementando este proyecto en forma simultánea en toda la provincia.

“En cuanto a la parte edilicia, Planeamiento ya está trabajando en el acondicionamiento de los salones, luego vendrá la etapa de licitación de los equipos y una vez que se adquieran se instalan y se comienza con la implementación del proyecto”, agregó.

Párrafo seguido, la Dra. Morales sostuvo que “este sistema tiende a buscar un equilibrio. No todo lo escrito es malo ni todo lo oral es bueno. Hay que buscar una mixtura, un proceso que encuentre un equilibrio entre la escritura y la oralidad, de modo tal de optmizar las ventajas de la escritura para la etapa postulatoria, la primera etapa del proceso donde uno presenta su demanda, hace la contestación, esgrime su defensa. En esa parte la escritura aporta mayor seguridad y mayor fijeza a los actos procesales. La oralidad viene para la segunda etapa, donde se realiza la conciliación, se fijan los hechos que van a ser objeto de prueba y se realiza la audiencia de vista de causa. Ahí la oralidad tiene ventajas siempre y cuando haya inmediación, es decir siempre y cuando el juez tome las audiencias, las presida y tenga un contacto directo y personal con las partes, con los testigos, que reciba directamente las declaraciones de éstos y las explicaciones periciales y demás. Y esa es la ventaja que aporta la oralidad con inmediación. Oralidad sin inmediación es insuficiente y la ventaja está en calidad de la información y de las decisiones jurisdiccionales que se obtienen, como así también en el tiempo que se logran estas decisiones".

También dio su parece la Dra. Pauletti. “Las ventajas son tan claras que en toda Latinoamérica se está orientando las reformas hacia los procesos orales que son adecuados para el tipo de conflictos”, dijo y mencionó a modo de ejemplo “las causas por accidentes de tránsito, las reivindicaciones, las cuestiones de derechos reales, las malas praxis médicas y las simulaciones, entre otras”.

“No es una solución para todos los conflictos que se ventilan en la justicia pero para los procesos de conocimiento está visto y probado que es la mejor. Por eso avanzamos en el mismo sentido en toda Latinoamérica y también es una solución de los países europeos. No estamos arriesgándonos con una fórmula no probada. Es más, las reformas orientadas desde el Ministerio de Justicia de la Nación con la reforma del Código Procesal Nacional también van en este sentido, todas apalancadas por las ventajas de la tecnología. Eso nos garantiza también que las ventajas de la oralidad se vean respaldada por la tecnología y la videograbación de audiencias”.

“La diferencia con relación al sistema anterior es que se van a unificar en una sola audiencia, donde el juez va a estar, va a interrogar a los testigos, a las partes, a los peritos. Esa inmediatez va a producir un mejor juicio propiamente dicho del juez y va a disminuir la posibilidad del injusto o el error de apreciación. A su vez, la posibilidad de dictar una sentencia en mejor tiempo es el objetivo buscado. Se apunta a que el juez no tenga que ver los videos, sino que con lo que se quedó de la audiencia pueda construir su sentencia en pocos días. De modo que de esta manera no estamos solamente apuntando a un tema de agilidad, sino de calidad de resolución en términos de justicia”, concluyó la camarista.

Cabe mencionar que La Asociación de Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial de Entre Ríos y el Colegio de Abogados de Entre Ríos fueron los que financiaron estas capacitaciones, que se enmarcan en un plan de trabajo conjunto, en pos de la formación en habilidades y herramientas para afrontar el nuevo proceso civil que se impulsa desde el Superior Tribunal de Justicia, propiciando la cercanía de los actores al conflicto, mayor celeridad y publicidad a la hora de tomar decisiones.